Castillo Piria

Ubicado en el kilómetro 4 de la Ruta Nº 37.

El castillo fue construido en 1897 por el ingeniero Aquiles Monzani, bajo dirección del propio Francisco Piria entre los cerros Pan de Azúcar y de las Palmas en la ciudad de Piriápolis.

El mismo fue una verdadera mansión filosofal de su época. La avenida de acceso estaba acompañada por estatuas de dioses que representaban a los planetas y los metales de la alquimia. La habitación superior del castillo era utilizada como lugar de meditación. En el interior  llama la atención una puerta sobre la pared que aparentemente no conduce a ninguna parte.

Los perros ubicados frente a la puerta principal son lebreles, perros de caza, y entre sus patas tienen el morral y una liebre muerta.

Piria plantó varias yucas africanas, que solamente crecen allí. Comentan estudiosos del lugar que  la razón por la que no sobreviven en otro sitio es que no se trata de yucas comunes, pues dicen que Piria las trató con la llamada “piedra vegetal” un derivado de la piedra filosofal  que permite la perfección de toda especie vegetal aún fuera de su hábitat.

En los jardines del castillo aún se conservan varios copones en los que aparece la figura de Bafonet íntimamente relacionada con los Templarios.

Hoy el Castillo funciona como Museo de Piriápolis donde se expone arte del lugar y decoraciones originales del Argentino Hotel incluyendo muebles y objetos de la época, fotos y murales que ayudan a trasladarse  a los tiempos de la fundación del reconocido balneario.

Teléfono : (043) 2.32.68

De Martes a Domingo de 10:00 a 18:00 Hs.
La Visita es Gratuita y Guiada