Cerro del Toro

Los tres paseos se encuentran a poca distancia del centro de la ciudad de Piriápolis.

En el Parque La Cascada se abre esplendoroso un bosque en medio de vegetación serrana, con eucaliptus justo al arroyo del Puesto Viejo cuya cascada adorna la vista del visitante. Hay una variedad importante de aves al aire libre y una colección de animales autóctonos embalsamados.

En el teatro al aire libre se desarrollan importantes actividades y a unos pasos se encuentran los quinchos con parrilleros para los que quieran deleitarse con un exquisito asado mientras los más pequeños se divierten en el área de juegos infantiles.

No muy lejos de allí se encuentra perteneciente a la Sierra de las Animas, el Cerro del Toro con 253 metros de altura sobre el nivel del mar, el mismo alberga a la Fuente del Toro que le da su nombre con la figura de un Toro monumental de bronce de 3 toneladas traído de Francia, por su boca fluye constantemente un chorro de agua mineral de un manantial natural de excelentes propiedades.

El Cerro del Toro con su rica flora nativa se incrusta en el Parque Municipal donde es posible apreciar el hermoso Templo de Venus, réplica exacta  del existente en Villa Paravicini en Milán, modelado por el arquitecto Beltrame, es un templo griego de 10 metros de alto, cuya cúpula esta sostenida por 6 columnas de mármol y en el centro, sobre un pedestal de mármol serpentino, la estatua de Venus,  con un cántaro debajo del brazo.

Un pacífico y bello entorno invita al descanso y el romanticismo.