Sierra de las Animas

Acceso por Ruta Interbalnearia, en el km 86, frente al Parador Los Cardos.

Entrando a unos 700 metros campo adentro se recibe a los visitantes y se les provee de la información necesaria para el paseo que lleva todo el día.

La Sierra de las Animas, es un paseo serrano, agreste, donde los visitantes realmente están en comunión con la naturaleza, posee una altura de 501 metros y consiste en un conjunto de relieves de prestancia singular que encierran una historia teñida de leyenda.
Estas sierras fueron refugio de la nación charrúa, y debe su nombre a la presencia de “animas” (almas) o fuegos fatuos también llamados “luces malas”, de los indígenas caídos a manos de los enemigos.
En 1930 se denominó al Cerro de la Animas Mirador Nacional ya que se erigió un mástil de 35 mts de altura, que portaba el Pabellón Nacional, fue el mástil mas grande de Sudamérica del cual hoy solo quedan vestigios.
Montes indígenas forman frescas galerías, acompañadas de la fauna del lugar, que conducen a la cumbre del Cerro de las Animas donde se encuentra el Mirador Nacional, con vestigios de la historia de la época de las invasiones a la Banda Oriental, además de hermosos e inmejorables paisajes de cerros y mar.
Continuando por el camino se llega a una imponente quebrada, entre paredes de piedra y galerías de monte indígena, los Pozos Azules.
Estos son conos de recepción de aguas pluviales y toman su nombre de la coloración que adquieren por  los minerales que arrastran las aguas y la incidencia del color del cielo, los mismos varían su profundidad desde pocos centímetros hasta varios metros.