Las Grutas

Punta Ballena es una entrada rocosa que ofrece una de las mejores vistas del lugar.

Punta Ballena es la continuación de la cadena de sierras que se sumerge en las aguas del Río de La Plata,

esta península rocosa presenta acantilados de altura considerable de ambos lados dividiendo

las Bahías de Maldonado y Portezuelo.

Toda su extensión es recorrida por la Ruta panorámica terminada en el año 1978 con un largo

de unos 2.500 metros que permite una de las mejores vistas de todo el lugar.

En su extremo se encuentra el mirador Juan Díaz de Solís desde donde en un ángulo de 360 grados

cadenas sierras, playa, mar y bosque se presentan en un espectáculo de belleza incomparable.

Semiescondidos algunos senderos llevan entre las rocas hacia el mar, un lugar conocido es el

denominado El Salto, una formación de piedra donde los más audaces realizan clavados el las aguas,

asimismo este lugar es el escogido para los amantes del aladeltismo , es común en los días de vientos

ver parapentes suspendidos en el aire.

Hacia el Oeste se ven los cerros que coronan Piriápolis, las playas que se suceden hasta la famosa

Rinconada de Portezuelo a los mismos pies de Punta Ballena, en el centro la inmensidad del Río de la plata

guía la vista hacia el Este donde la Bahía de Maldonado con su Isla Gorriti , La Playa Brava

con la Isla de Lobos al fondo y Punta del Este rodeada de bosques terminan en las Playa

El Chiringo donde escondidas las grutas de Punta ballena esperan ser visitadas.

Sobre el sector Este de Punta Ballena en descenso rocoso hacia el mar el visitante se encontrara

con la famosísima Casa Pueblo, escultura viva,  del multifacético artista Carlos Páez Vilaró que

que le confiere un aspecto morisco – mediterráneo al lugar.

Un poco antes en el camino importantes residencias aterrazadas se han instalado en este lugar entre

callejuelas sinuosas desde las que el mar siempre es el punto de orientación necesario.

En la zona Oeste sobre la playa el Chiringo se encuentran las Grutas de Punta Ballena, formaciones de

cavernas excavadas por la acción de las aguas y el tiempo, la más conocida de ellas fue hace años

utilizada con fines turísticos y se emplazaba en el lugar una muy concurrida disco, hoy en día se esta

trabajando para devolverle su aspecto natural.

Recorriendo las paredes de piedra y riscos se encuentran otras más pequeñas que también son dignas de visitar, es conocida la existencia de una gruta que para acceder a ella es necesario sumergirse en las aguas.

Antiguamente y aún en la actualidad estas grutas se utilizan para resguardo de los pescadores que

frecuentan el lugar.

 

No observar la puesta de sol desde este lugar es sencillamente imperdonable.

Se accede a la Ruta Panorámica desde la misma Ruta Interbalnearia.