Misterios divertidos en Punta Ballena

Sobre Ruta 12, tomándola hacia el norte, y a 3,5 kilómetros de su inicio en la Interbalnearia, nace el serpenteante acceso ascendente al reconocido Hotel Las Cumbres. El camino, que guarda celosamente uno de los más sorprendentes fenómenos de percepción, es muy disfrutado por todos, especialmente los más pequeños, que no encuentran explicación cuando ven que los autos suben solos y sin motor la cuesta empinada, a partir de un punto marcado en el suelo con 3 cruces plateadas como referencia, ya que el fenómeno sólo se percibe ahí, en la marca. Curiosos, quizás hasta temerosos pero seguramente felices con el misterioso fenómeno observable, desafían a sus mayores a que expliquen qué está sucediendo, que al final se rinden sonriendo sin llegar a una conclusión racional, por el momento. Recomendamos a los niños llevar bolitas, pelotas o pilas para comprobar por sí mismos el curioso suceso. Pueden compartir fotos de la experiencia en nuestro Instagram o a oscarpunta@gmail.com

Post a Comment